Acta de donación y entrega del nuevo cementerio.

 

En 1914 los vecinos de Segura, D. Inocencio Villares y D. Juan Miguel Blázquez donan al municipo una finca situada en “La Cuesta” para construir el nuevo cementerio. El Ayuntamiento reunido en pleno les agradece públicamente este gesto, ya que existían quejas de olores del antiguo cementerio y del sepulturero por no existir espacio. El Ayuntamiento se queja de su precaria situación económica por los escasos vecinos existentes, en concreto 110. 

 

Acta de donación y entrega al municipio del nuevo cementerio: 

En Segura a dos de marzo de mil novecientos catorce. 

Reunidos en la Casa Consistorial bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Carlos Pérez García, los Sres. Concejales D. Nemesio Gómez del Castillo, D. Juan José Morales García, D. Fausto del Río Martín, D. Pedro Porras Serrano y D. Antonio Santiago Domínguez, los vocales asociados de la Junta Municipal D. Benito Hernández, D. Tomás García, D. Florencio Villares, D. Gumersindo Domínguez, D. Nemesio Villares, D. Antonio Len, comparecieron los vecinos de este término, D. Inocencio Villares, D. Juan Miguel Blázquez, mayores de edad, y en el libre ejercicio de sus derechos civiles y dicen: que considerando la precaria situación económica del municipio por el escaso vecindario de este término, y teniendo en cuenta que el cementerio donde hoy se sepulta se haya enclavado dentro de la población, rodeado de viviendas , siendo por tanto un foco de epidemias, tanto que en la época de calores los olores que despiden molestan y perjudican a los vecinos, según consta a la corporación por las repetidas quejas que a la misma llegan. 

Siendo de necesidad absoluta e imprescindible la desaparición del cementerio actual del lugar que ocupa, primero por las razones expuestas, y segundo por su insuficiencia para dar cabida a los cadáveres , pues recientemente no quedando espacio donde practicar las últimas ha sido de necesidad siendo necesidad abrir algunas de éstas, se hallaron restos que no puede……………… por el corto plazo……….. 

Por las razones expuestas las que hablan, creyendo hacer un gran bien a este sufrido vecindario, han construido a su coste uno nuevo, con las separaciones debidas para el católico y civil, y un pequeño local para depósito de cadáveres en el sitio denominado “La Cuesta” de este término, de seiscientos metros cuadrados aproximadamente, el cual linda por los cuatro puntos cardinales con término del municipio en el que está enclavado, y dista de la población a su casco ochocientos metros aproximadamente, en dicho sitio no existen arroyos, fuentes ni otros medios de perjudicar a la salud pública, como también está libre de que los vientos arrastren hasta el pueblo olores que perjudiquen voluntariamente, ceden dicha edificación perpetuamente al común de vecinos de este término, para si el ayuntamiento y vecinos que hoy lo representan, pueden aceptarlo acordando que en evitación de epidemias y provisionalmente se traslade el cementerio, al que desde esta fecha es voluntad de los donantes pertenezca en gratuito dominio al municipio. 

El ayuntamiento, vocales asociados reunidos teniendo en cuenta; primero, que en absoluto son ciertas las manifestaciones que los vecinos Inocencio Villares y D, Juan Miguel Blázquez hacen respecto a la situación que ocupa el cementerio católico enclavado en la población, siendo ciertas asimismo las quejas de diferentes vecinos sobre los olores fétidos perjudiciales a la salud pública; segundo, la imposibilidad de continuar dando sepultura en este cementerio, toda vez que no han transcurrido cuatro años desde que se sepultaron restos humanos en la fosa más antigua y se encuentra imposibilitado el sepulturero para continuar sepultando por no existir terreno, concurriendo también la circunstancia de ser imposible su ensanche por estar rodeado de edificios, tercero que este municipio por la escasez de recursos, presupuesto y número de vecinos que solo asciende a ciento diez, se considera incapaz para poder construir nuevo cementerio.

Por las razones expuestas acuerdan unánimemente los Sres reunidos; 1º aceptar la donación que de la edificación repetida hacen D. Inocencio Villares y D. Juan Miguel Blázquez por su altruismo y amor a sus convecinos, conste el agradecimiento del vecindario que refleja la corporación y en su representación los dirigen; 2º que se haga público este hecho para que el vecindario tenga conocimiento de él y sepan el nombre de sus protectores.;3º que por las razones ya repetidamente expuestas de imposibilidad por falta de espacio de continuar sepultando en el cementerio actual se de comienzo a verificar los enterramientos provisionalmente y mientras el municipio construye uno nuevo, con las condiciones exigidas por las disposiciones que regulan la materia, en el donado por Inocencio Villares y Juan Miguel Blázquez desde esta fecha, clausurándose desde la misma  el citad viejo cementerio para los efectos.

Para hacer constar…………………. 

Que firman todos los Sres en ella relacionados. 

Carlos Pérez
Inocencio Villares ( Donante )
Juan Miguel Blázquez ( Donante )
Florencio Villares
Pedro Porras
Benito Hernández
Fausto del Río
Juan José Morales
Nemesio Gómez
Antonio Santiago Domínguez
Gumersindo Domínguez
Tomás García
Diosdado Voillares ( Secretario ).

                                                                           Ir a página principal.